Jueves, 21 de Diciembre de 2017 11:17

Para elevar el corazón a Dios

Rate this item
(0 votos)

El 17 de diciembre pasado fue un día importante para el pueblo de Sierra Morena: se bendecía el renovado templo de la iglesia dedicada a Jesús Nazareno.

Mons. Arturo González consagró el altar, ungiéndolo con el Santo Crisma y lo incensó. A continuación,

dos de los sacerdotes concelebrantes crismaron dos muros del templo como signo de que desde allí se iban a elevar al Señor nuestras oraciones y ofrendas.

La Misa estuvo presidida por el obispo diocesano, concelebrando el vicario general Mons. Arnaldo Fernández, el P. Hussein Said Atuy, párroco de la zona y los PP José Luis Pueyo, Andy Pérez y Andy Acosta. En su homilía el Padre Obispo señaló la importancia del templo para la vida del pueblo, pues desde allí elevamos el corazón a Dios. 

Tuvo palabras de agradecimiento a tantas personas que mantuvieron en el pueblo la llama de la fe, también a ellas se debe que se pudiera restaurar este templo. Agradeció asimismo a los bienhechores e insistió en la necesidad de construir entre todos, la comunidad parroquial.

 

Al finalizar la Misa, se colocó la reserva eucarística en el sagrario.