joomla templates

Miércoles, 08 de Junio de 2011 10:27

Un regalo de eternidad anticipada

Rate this item
(0 votos)

 Texto y fotos: Karel Cruz Álvarez

Sagua la Grande, Villa Clara, junio 5 de 2011 (12:00 am). La jornada vespertina del sábado sirvió de alimento para las almas, aún había tiempo para disfrutar de la compañía de la Virgen de la Caridad y del Templo del Sagrado Corazón de Jesús que estuvo listo, después de dos años de reparación, para engalanarse y acoger en su interior a la Virgen del Cobre, con la celebración de una misa solemne a las 4:00 de la tarde. Este templo, joya arquitectónica de esta Villa del Undoso, fue abierto en 1908 por los jesuitas con colegio anexo (hoy una Secundaria), lugar donde se crearon los Caballeros Católicos

y locación pública donde se erigió el primer monumento al Corazón de Jesús en Cuba a principios del siglo XX.

A las 5:30 pm comenzó la procesión que atravesando el puente “El Triunfo” se dirigió  a la Iglesia Parroquial. Se acogió a la Mambisa con cantos, oraciones y el tributo que la mayoría de los sagüeros le rindieron con velas, flores, exvotos; también con pequeños gestos de cariño que se dan entre una madre y un hijo: una sonrisa por el favor recibido, las lágrimas por una necesidad o también un agradecimiento y la conversación intima

Muchos llegaron antes de la hora fijada: las 9:00 de la noche para disfrutar de una Gala Artística que el talento de la Villa del Undoso ponía a los pies de Cachita. Lugar no sobró, aquello estaba de bote en bote; la propuesta rebasó lo esperado, por eso irrumpieron en cerrados aplausos ante cada interpretación.

En el homenaje que se hacía en honor de la Virgen Mambisa se combinaron con los cantos fragmentos de la homilía pronunciada el 24 de enero de 1998 por Juan Pablo II durante su visita a Santiago de Cuba; se estrenó una hermosa canción de Adolfo Flores en la voz de María Elena Olano hecha para la ocasión titulada “Canto a la Virgen” acompañada por la Banda Municipal y estuvieron presentes las manifestaciones artísticas de danza, la música coral.

La jornada terminó con una velada que prepararon los jóvenes de la comunidad para todos los que pasaron la noche aguardando junto a la Virgen la salida del sol en la mañana del domingo, fiesta solemne de la Ascensión del Señor.

Escribir un comentario