joomla templates

Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad

Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad (76)

Virgen_de_la_Caridad_del_CobreEn esta sección publicaremos las noticias de la peregrinación de la Virgen Mambisa por nuestra diócesis, y todo lo relacionado con nuestra Madre y Patrona.

Si deseas compartir algun testimonio, agradecimientos por favores recibidos o peticiones a la Virgen de la Caridad puedes enviarla a esta sección. emailButton

 

Miércoles, 27 de Abril de 2011 08:52

LA VIRGEN LLEGA A LA MAYOR

Published in Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad
Llega a la MayorDiác. Manuel Reina, Yanet González, Gregory Valdés
Fotos: Neldo Hernández

Que sepamos es la tercera vez que una imagen peregrina de la Virgen de la Caridad del Cobre nos visita. No solo a la villa sino al tres veces centenario Templo del Espíritu Santo, La Mayor.

Vuelve a entrar por la puerta ancha porque aquí la recibimos y la veneramos de un modo muy especial, muy espirituano; por eso entra por donde menos lo hacemos los fieles, que lo hacemos por los laterales. Casi que le reservamos para Ella la puerta principal, la más vistosa que tenemos, la museable. A la que desde  1775 se le llama “Puerta del
Martes, 26 de Abril de 2011 21:45

EL PRIMER PASO

Published in Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad

Colaboración de Olga Furrazola, Osniel Cabrera y Nelson Rodríguez

. Ya la Virgen Mambisa recorre los campos y pueblos de la Diócesis de Santa Clara. Los que esperan su llegada a lo largo y ancho del centro de Cuba siguen trabajando en el primer paso de la peregrinación: la misión.

La misión preparatoria en cada parroquia comienza con el envío misionero. Allí adolescentes y adultos, jóvenes y personas de la tercera edad son  llamados para ser testigos del amor de Cristo y anunciar la visita de la imagen de la

Jueves, 28 de Abril de 2011 01:00

TÚ PUEDES...

Published in Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad
Tú puedes acercarte a Dios, a Jesucristo y a la Iglesia. Tú puedes formar parte de esa familia. No importa si eres niño o adulto, joven o viejo. No importa lo que hayas vivido. Jesús vino para todos, llama a todos y ama a todos.

En la Iglesia puedes iniciarte en el conocimiento de Dios. Si no estás bautizado, aunque seas mayor, puedes pedir el sacramento del Bautismo e iniciar así la vida cristiana.

Tu historia, desde hoy, puede parecerse a la historia de María, aquella mujer que acogió a Jesús en su vida, y lo siguió.

María, como cristiana y discípula de Jesús, formó parte de la primera comunidad cristiana. Y sigue desde el cielo, creando lazos de amor y de amistad entre todos los hombres y mujeres de este mundo.

Los devotos de la Virgen, los hijos de la Virgen, deben, como ella, seguir a Jesús, aprender de Jesús, y vivir en comunidad su fe. La Iglesia es esa comunidad. En ella, la Virgen de la Caridad nos une y nos lleva a Jesús.

Miércoles, 27 de Abril de 2011 01:00

LA MADRE DE LA IGLESIA

Published in Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad
Desde el nacimiento del cristianismo, María ha acompañado a los discípulos de Jesucristo, de modo que la comunidad cristiana es la comunidad de los discípulos de Jesús y María (Hch. 1,14). Es por eso que María es para nosotros la Madre de la Iglesia.

A raíz del hallazgo de la imagen de la Virgen en la Bahía de Nipe, los cubanos llamamos a María, "Virgen de la Caridad". Ella es Reina. Patrona y Madre de nuestro pueblo; su mayor deseo es que conozcamos a su Hijo Jesús y que vivamos unidos como hermanos porque somos hijos de Dios.

Viernes, 22 de Abril de 2011 17:49

LA MADRE DE JESÚS

Published in Peregrinación nacional de la Virgen de la Caridad

La grandeza de una imagen no está en lo que ella es —una talla de madera vestida y adornada—, sino en lo que ella recuerda y simboliza. La grandeza de la imagen de la Virgen del Cobre es que ella nos recuerda y simboliza una persona: a María, la Madre de Jesús. Pero en esa imagen, María no está sola; ella lleva en sus brazos a su Hijo, a quien nos ofrece, y lleva también una cruz, la cruz donde Jesús murió por nuestra salvación.

La historia de María va estrechamente unida a la de Jesús desde que, por obra del Espíritu Santo, fuera concebido en su seno. Bajo su amparo creció Jesús "en sabiduría, en estatura y en gracia delante de Dios y de los hombres" (Lc. 2, 52) y la Biblia narra cómo María estuvo junto a su Hijo en múltiples ocasiones, y cómo se convirtió en su discípula, al igual que los apóstoles.

Ella estuvo con su Hijo a los pies de la cruz, acompañándolo en el momento del dolor, de la soledad. Jesús, antes de morir, le pidió que recibiera a Juan —el discípulo más joven y el que Jesús más amaba— como a su propio hijo, y a Juan, que tuviera a María por Madre. Desde ese momento, Juan la llevó consigo a su casa (Jn. 19, 25-27). Ese discípulo es todo cristiano, todo seguidor de Jesús, a quien Él mismo vuelve a pedir que reciba a María en su casa.

Hace cerca de 400 años, dos indios —Juan y Rodrigo de Hoyos— y un negro esclavo— Juan Moreno— fueron enviados por su mayoral a buscar sal, desde el Hato de Barajagua, a las salinas que están al norte de la Bahía de Nipe, en la actual provincia de Holguín.

Estando en la bahía, embarcados en una canoa, vieron una cosa blanca sobre la espuma. Se acercaron y les pareció entonces un pájaro, luego se dijeron "es una niña". Después reconocieron la imagen de la Virgen María con el Niño Jesús en los brazos, sobre una tablita pequeña que decía: "Yo soy la Virgen de la Caridad".

Página 6 de 6