joomla templates

El Padre Maykel

 

 

 

Maykel Aguila Moya es uno de nuestros sacerdotes jóvenes. Nació en Santa Clara el 20 de diciembre de 1979 y creció en Ranchuelo.

 

Como confesó en una ocasión –ver testimonio “Lo urgente y lo importante”- no fue bautizado de pequeño y el fallecimiento de su padre, fue lo que hizo, ya en su adolescencia, preguntarse sobre la vida y la muerte

. Así se acercó a la Iglesia y conoció a Jesús de Nazareth.

 

Estudió en Santa Clara Licenciatura en Pedagogía. Trabajó como maestro, por eso al entrar al Seminario sintió dejar la cierta tranquilidad que tenía su vida en ese momento, un trabajo con algo de independencia económica, y tener como autoridad en su persona solo a Cristo. Sus pasatiempos eran y siguen siendo la lectura y la playa.

 

Descubrió su vocación sacerdotal desde distintos espacios: las personas que le rodeaban en el ámbito eclesial le hacían preguntarse que le pedía el Señor; estudiar en un medio en el cual no se hablaba de Dios y sin embargo, muchos tenían necesidad de acercarse a Él, lo hizo cuestionarse y comenzar a buscar una señal para servir a Jesucristo, llevando a los otros a su encuentro.  Así fue como en septiembre de 2005 entró al Seminario, cursando estudios allí hizo el Bachillerato en Teología de la Universidad Gregoriana de Roma.  Fue ordenado sacerdote el 11 de agosto de 2012.

 

En su parroquia de CamajuaniEjerce su ministerio sacerdotal en la parroquia de San José en Camajuaní, sus capillas y casas de Misión.

 

Hoy nos dice que sus mayores satisfacciones como sacerdote son el ver los rostros de gratitud de personas ávidas de conocer y acercarse a Dios, y el descubrir que ha logrado hacer pensar o reflexionar a otros. 

 

Por otra parte, sus mayores insatisfacciones han sido la poca respuesta y participación que ha logrado en ocasiones, después de haber preparado con paciencia y dedicación algo, pensado que sería de mucho provecho para la comunidad.

 

Su sueño es que los fieles siempre lo vean como el pastor que les guía, acompaña y está atento a sus necesidades.  Quisiera ser recordado como alguien que hizo feliz a los otros y transparentaba el rostro cercano de Dios.