joomla templates

Parroquia de Camajuaní

Rate this item
(1 Voto)

Las primeras intenciones de los vecinos camajuanenses por edificar un templo datan de 1879. El 7 de julio de 1880 fue concedido el permiso para el establecimiento de la iglesia, que se situó provisionalmente en la residencia número 4 de la entonces calle Cassola, actual Callejón del Teniente.

Se había celebrado allí la primera misa en Camajuaní, el día 6 de enero de 1880. El pequeño lugar quedó establecido el 13 de septiembre, y fue inaugurado solemnemente el 25 de octubre de 1881, bajo el patronazgo de San José, en medio de un temporal de agua, siendo su párroco original el Lcdo. Tomás Bassas y Prat. No obstante, el sitio no era totalmente adecuado: se requería un templo más amplio.

La nueva construcción se situó en la calle Andrés Cuevas. La bendición de la obra se realizó el 19 de marzo de 1885 por el P. Bassas, cuando aun estaba sin terminar enteramente. Fueron padrinos en la ceremonia el coronel José Vergara e Iñarra y Da. María de la Luz Díaz de Riva. Además se contó con la presencia de Don Francisco de la Torre y Carruana, alcalde de Camajuaní.

Hacia 1897 la iglesia parecía una casa particular: la puerta principal estaba en el costado este, dentro del solar. Al norte se hallaba la sacristía, frente a la cual se encontraban las campanas. Estas pendían de unas armazones en forma de U y se tiraba de ellas con cuerdas. En la esquina opuesta a la parroquia se encontraba la casa del sacerdote, que guardaba el archivo. Tanto esta última como el lugar santo eran de mampostería y tejas.

Años después, en enero de 1908, visitó la iglesia el obispo de Cienfuegos, Monseñor Aurelio Torres, quien colocara la primera piedra de la torre primitiva. Esta torre, de estilo gótico moderno, fue erigida gracias a la gestión de las señoras Parmenia Valdés de S. del Portal, Manuela F. de Francos y Concepción Fernández de Arango. En el rito inaugural fueron padrinos la señora Valdés y su esposo, el alcalde Pedro Sánchez del Portal. Las mencionadas damas activaron las obras de la torre en el mes de mayo.

En 1912 se construye la nave lateral de la izquierda. Sin duda uno de los hechos más significativos de la época fue el incendio del edificio el 25 de mayo de 1915, a las once y media de la noche. El fuego comenzó en el altar mayor, por causa ignorada y se extendió a todo el templo destruyéndolo casi totalmente. Antes de finalizar el año ya había sido reedificada y bendecida nuevamente por el prelado.

Terminando 1915 se inaugura la capilla del central Fe que bendijo el obispo Torres en presencia de J. M. Espinosa, S. del Portal, J. G. del Barco, Juan Rojas Oria, J. A. Suárez, entre otros.

En estos años los acontecimientos más relevantes fueron la fundación del colegio El Verbo Encarnado, en 1916; la visita del obispo Valentín Zubizarreta en 1919; la constitución en el pueblo de las Damas Católicas en 1926, al frente de las cuales estaban Adela de la Torre y Rosa Fernández; y el establecimiento de la Asociación de Caballeros Católicos en 1931, con R. Valdés, Rigoberto Torres, J. A. Prieto y otros.


En 1931 la Orden Franciscana se hizo cargo de la iglesia. En mayo de 1935 se inaugura la nave de la epístola. Sobre el templo se construyó una casa residencial para el sacerdote. En julio 1941 se comienzan los trabajos para dar más altura a la torre, quedando elevada tal y como se ve hoy. En 1949 se reconstruyó el techo de la nave lateral izquierda y en 1955 el de la nave central. En 1978 llegó a Camajuaní Fr. Águedo García, el primer religioso cubano en ser cura de estas tierras. El 19 de marzo de 1993 se inaugura la casa de las monjas de la Compañía de Santa Teresa de Jesús durante la eucaristía presidida por Mons. Fernando Prego.


Un hecho bastante destacable en esta historia reciente fue la visita de la Virgen Peregrina el 11 de mayo de 2010, que hizo salir a la mayoría de la población camajuanense a las calles demostrando la devoción a la Madre de Nuestro Señor que nos ha acompañado desde antaño. 


El 16 de abril de 2012 es entregada la parroquia a la Diócesis por parte de la Orden Franciscana, después de 80 años de presencia de los frailes menores en la localidad. En septiembre de ese mismo año se produce la llegada del P. Maykel Águila Moya, su párroco actual.


La jurisdicción actual de la parroquia abarca los territorios de Camajuaní, la capilla del central José María Pérez, y las comunidades de San Benigno, Carmita, Vega Alta y la Quinta. Caracteriza a los parroquianos una fiel devoción a San José, recuperándose desde hace varios años la costumbre de celebrar sus fiestas en marzo con las conocidas parrandas, así como con procesiones en el interior del pueblo. El estado constructivo de la iglesia es bueno pero mejorable. Anexo a la misma se encuentra un pequeño parque en el cual realizan sus actividades los estudiantes del antiguo colegio de las monjas.

Last modified on Viernes, 21 de Junio de 2013 11:11

Escribir un comentario