joomla templates

Viernes, 08 de Marzo de 2013 08:56

Carta del Obispo

Rate this item
(0 votos)

Santa Clara, 24 de junio, del año del Señor 2012


La presencia del P. José Vandor, salesiano de Don Bosco, en la Diócesis de Santa Clara, es un motivo de Acción de Gracias a Dios, por habernos hecho el regalo de su entrega al bien de la Iglesia y de las personas, haciendo suya esta tierra que lo acogió como un hijo y que él amó hasta el final de su vida. Nacido en Dorog, Hungría, el 29 de octubre de 1909. Luego de entrar a la Congregación Salesiana, emitió sus votos el 3 de octubre de 1928, y después de estudiar teología, fue ordenado sacerdote el 5 de julio de 1936. Enseguida fue enviado a las misiones, llegando a Cuba, a finales del mismo año de 1936; luego, estaría en varias casas salesianas de Cuba y República Dominicana, hasta que el 9 de diciembre de 1954, llegó a Santa Clara para encargarse de la atención espiritual de la ermita de Ntra. Sra.  del Carmen y del Colegio “Rosa Pérez Velasco” que se construía en la carretera a Camajuaní.

Durante la Batalla de Santa Clara, intercedió por los que estaban hacinados en el cuartel de la policía, y luego convenció a los máximos dirigentes del mismo cuartel para que se entregaran a las fuerzas del Ejército Rebelde. Después del cierre del colegio en 1961, fue nombrado como párroco de la propia iglesia del Carmen; allí desarrollaría un profundo ministerio a favor de los enfermos, de los niños y de todos aquellos que enfrentaron en su vida espiritual momentos difíciles por acudir a la Iglesia. Su entrega generosa, buscando siempre el bien, transmitiendo consuelo, manifestando la ternura de Dios, su aceptación de la enfermedad como ofrecimiento por las necesidades de la Iglesia, ha sido una constante entre los numerosos testimonios conservados sobre él. De hecho, cuando murió en la misma iglesia del Carmen el 8 de octubre de 1979, cuando el sepelio iba camino hacia el cementerio de la ciudad, muchas personas, a pesar de la lluvia, salían a la calle, y de boca en boca, se decía: “ha muerto un santo”.
En el año 2003 iniciamos el proceso diocesano para la apertura de la Causa de Canonización del P. Vandor; por lo que se  recogieron los testimonios de personas de Santa Clara, Sancti Spiritus, La Habana, República Dominicana, España, Estados Unidos, y con la presencia del Postulador de la Congregación Salesiana, P. Enrico Dal Covolo, s.d.b., se envió toda la documentación a Roma, siendo aprobada en el mes de marzo de 2012, por el Prefecto de la Causa de los Santos, el Cardenal Angelo Amato, s.d.b., en la sesión ordinaria de ese Dicasterio. En estos momentos se está redactando la Positio, siendo nombrado para este fin como relator el P. Zdzislaw Kijas, o.f.m. conv. Debemos dar gracias por los avances del proceso y porque hasta el momento toda la documentación presentada ha sido aprobada sin dificultades. Para poder alcanzar un día la gracia de la beatificación del P. Vandor, debemos seguir pidiendo a Dios nuestro Padre, que nos conceda un milagro por la intercesión del Siervo de Dios.

En el Evangelio el Señor nos exhorta: “Pidan y se les dará” (Lc 11,9) y  “Les aseguro que si dos de ustedes se ponen de acuerdo para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que está en los cielos. Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 19-20). Para eso, en los momentos de oración personal; delante del Santísimo Sacramento; en oraciones comunitarias, pidamos al Señor esta gracia desde lo profundo de nuestro corazón. Preocupémonos por expandir la devoción al P. Vandor, sobre todo entre los enfermos, personas en peligro, personas necesitadas; por las necesidades de la Iglesia. Y si alguno recibiera una gracia o milagro lo comunique al obispado de Santa Clara,  y a mí persona en particular.

Con la firme esperanza de que el Señor escuchará nuestras plegarias, me uno también a la oración junto a ustedes y extiendo a todos mi bendición.

+ Arturo González Amador
Obispo de Santa Clara

Escribir un comentario