joomla templates

Parroquia de Caibarién

Rate this item
(0 votos)

En 1832 se inicia en el corral de Caibarién un caserío de pescadores llamado Colonia de Vives en honor al  capitán general de la Isla Francisco Dionisio Vives. El primer embarcadero de la zona, Tesico, había sido visitado por Pánfilo de Narváez y Fray Bartolomé de las Casas. Posteriormente en 1796 se habilitó un puerto en la zona conocida como Cayo Barién.

En 1834 el ingeniero Estratón Bauzá  por encargo de la familia Cabrera hace los planos de la población, presentando el primer plano para la construcción de una iglesia. Hasta entonces la misa se celebraba en las casas de diferentes vecinos.    En 1837 se dan los primeros para la construcción - de madera y guano -del primer templo terminado 4 años más tarde. Su  extensión era de 10 varas de frente por 22 varas de fondo.

El primer sacerdote que atendió la iglesia fue Francisco Machado, quien permaneció en el pueblo hasta el 3 de noviembre de 1850. En 1849 se bendice  la ermita de tabla y guano con el título de "Nuestra Señora de las Angustias" , situada entonces donde hoy  está situado el Parque Infantil, siendo declarada auxiliar de la parroquia de Remedios.

La población se desarrollaba rápidamente, necesitando un templo mayor. Se coloca la primera piedra el 15 de mayo de 1853. A partir de ese momento las autoridades del pueblo tomaron muy en serio dicha construcción. El  obispo Fleix Solans visitó la construcción el 31 de enero de 1855.

El 2 de mayo de 1857 se inaugura la iglesia sin estar aún terminada. El 24 de octubre de 1862  se realiza su erección canónica como parroquia con la propuesta de cambiarle el título de la patrona -que hasta entonces había sido el de Nuestra Señora de las Angustias- por el de Purísima Concepción, que hasta hoy se mantiene como patrona de la parroquia y del pueblo.

El 25 de septiembre de 1863 se comienza la construcción de la torre. Mientras ésta se construía, las actividades de la parroquia iban en aumento y los fieles se entusiasmaban con el nuevo aspecto que iba tomando el templo.

El 10 de abril de 1864 Don Agustín Ariosa, Guillermo Gutiérrez y Domingo Arozarena, regalan una gran campana para que fuera colocada en la torre, que ya había sido terminada por esa fecha. El día 28 de septiembre se efectuó la primera gran fiesta en la parroquia, que fue dedicada a la Purísima Concepción. El día siguiente se efectuó la procesión más grande de las efectuadas hasta el momento. En esta procesión participó la tripulación del barco de guerra "Neptuno". La imagen de la Purísima Concepción fue llevada por las cuatro calles principales que tenía el pueblo en aquel entonces.

El norteamericano Herbert Bichoh, obsequia, en 1865,  un reloj al templo parroquial. Al faltar el dinero  para pagar los impuestos y derecho de importación del mismo, fue tirado al mar, donde reposó por muchos años.

En agosto de 1872 se sustituyó de forma oficial el nombre de Nuestra Señora de las Angustias por el de Purísima Concepción. El día 7 de septiembre se llevó a cabo la bendición de la imagen de la Purísima por el padre Toymil. Esto constituyó un acontecimiento para todo el pueblo: hubo fuegos artificiales y un baile en el Casino Español.

 

En el mes de mayo de 1886 se instituye la escuela para niñas Santa Teresa de Jesús, dirigida por Dolores Rodríguez, y en 1887 las autoridades eclesiásticas dan licencia para construir un cementerio donado por Rafael Falero.

 

En 1902 los padres pasionistas se hacen cargo de la parroquia, ocupándose de mejorar tanto el aspecto externo como el interno del templo. Construyeron las columnas que sostienen las verjas, las aceras que la circundan, la pavimentación de todo el frente y la colocación de grandes ventanas, dándole al templo un aspecto similar al que hoy conserva.

 

El 23 de noviembre de 1914 se funda el colegio de los Hermanos Maristas, con una matrícula de 59 alumnos. En el segundo curso, ya se había reconocido la calidad de la enseñanza del colegio que comenzó a gozar de prestigio entre la población y la matrícula llegó a 125 discípulos. En aquel entonces se consideraba como uno de los colegios más destacados del país. Ese mismo año abre sus puertas el colegio del Apostolado.

 

Los feligreses se empeñaron en rescatar el reloj que había sido destinado a la iglesia y que permanecía dentro del agua. Se logra el propósito y en 1918 se le cambia todo el mecanismo, colocándolo en el lugar donde aún se encuentra.

 

El Obispo de Cienfuegos, Valentín Zubizarreta visita por primera vez la parroquia del pueblo, el 25 de mayo de 1922, para tratar sobre la construcción de un hospital, cumpliendo la voluntad de una hija de este pueblo y miembro de la parroquia, María del Carmen Zozayas, quien al morir en España, dejo la suma de cien mil pesos para la construcción y mantenimiento de un hospital y una capilla, con la petición de que fueran atendidos por hermanas religiosas.  A partir de ese momento, las visitas del Obispo son frecuentes por diferentes motivos.

 

El 24 de mayo de 1924, Mons. Zubizarreta regresa, celebrando la misa en la parroquia y bautizando varios niños del pueblo. Ese mismo año los Hermanos Maristas construyeron un nuevo edificio para el colegio; el que existía se hacía pequeño para la cantidad de discípulos que atendía.

 

El 3l de mayo de 1925 se realizó una gran celebración en la parroquia, en la que participó el prelado, quien ese día también bendijo el hospital, cuya directora era Sor Victoria Sáens quien contaba con 88 años de edad y 69 de servicios, 54 de los cuales los pasó en Cuba. Colaborarían además es dicho hospital: Sor Avelina Fusté, Sor Antonia Pardo, y Sor Victoria González, todas Hijas de la Caridad.

 

El prestigio de la Orden de los Hermanos Maristas crecía entre la población y el 27 de diciembre de 1926 se estableció en el mismo la segunda enseñanza.

 

Desde la Parroquia de Caibarién y por primera vez en Cuba, se transmite una misa por radio en octubre de 1929, gracias al ingenio de Manolín Alvarez, fundador de la radio en nuestro país y residente es ese pueblo.

 

El 29 de octubre de 1941se modifica el altar del templo, siendo  motivo de una gran celebración en la parroquia.

 

El 10 de octubre de 1943 se materializó el trabajo realizado por Blanca Menéndez al frente de las Damas Rotarias, en la recogida de dinero para la construcción de un Asilo de Ancianos. El mismo estuvo bajo el cuidado de las Hermanas del Cardenal Sancha hasta junio de 1961 cuando las hermanas tuvieron que abandonar Caibarién.

 

En 1945 los Padres Pasionistas dejan Caibarién y son sustituidos por los Padres Paules que permanecerán allí hasta 1975.

 

En 1949 el padre Salomón construyó la casa parroquial y la Capilla de Punta Brava. Esta última contaba con una escuela parroquial que se inició con una matrícula de 56 alumnos de primero a cuarto grado. Allí se enseñaba, además, corte y costura. Pronto el prestigio de la escuela creció y llegó a contar con 135 alumnos, la mayoría de los cuales pertenecían al sector más pobre de la población.

 

El 24 de octubre de 1949, visita la parroquia el nuevo obispo de la diócesis, Mons. Eduardo Martínez Dalmau, ocasión que se aprovechó para rendir homenaje a la bandera cubana. Mons. Martínez Dalmau, quien pertenecía a la Congregación Pasionista, había sido cura de esta iglesia.

 

El l0 de noviembre de 1950, los alumnos del Colegio Champagnat dieron la bienvenida a Leónides Rodríguez, quien era el superior general de los Hermanos Maristas del país. Este mismo año visita la parroquia el Padre Chaurrondo, jefe de las misiones, para sostener una reunión con la Damas de Acción Católica.

 

El 10 de agosto de 1951 se le impuso la medalla del Cuerpo de Bomberos al sacerdote Salomón Sáenz durante la celebración del día del Párroco.

 

En  1953, se materializó el sueño de los vecinos del bario de La Güira, quienes desde 1949 esperaban tener una ermita. El terreno para la misma fue donado por Silvino García y se llevó a cabo por iniciativa del Padre Salomón. El 17 de mayo de 1953, se celebró una gran procesión que salió de la parroquia hasta la nueva ermita, portando la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, que quedó en la ermita, donde quedó depositada como valioso regalo a los hermanos de ese barrio. Esta procesión fue presidida por el Obispo Eduardo Martínez Dalmau.

 

En ese año 1953 comenzó a funcionar una escuela parroquial auspiciada por la hija de la patriota María Escobar Laredo.  Esta escuela abrió sus puertas con 45 alumnos de primero a sexto grado. También se impartían clases de corte y costura a las niñas que asistían a este colegio, y en 1954 se crea la sala de Maternidad en el hospital de Nuestra Señora del Carmen a iniciativas de Sor Inocencia.

 

En  1961 los sacerdotes residentes se ven obligados a abandonar la parroquia, quedando el pueblo sin párroco. En esta ocasión se hace responsable del templo la asociación "Con la Cruz y con la Patria", hasta  1962, cuando se consolida de nuevo la familia católica que estaba dispersa, y se normalizan las actividades con el regreso de los Padres Paúles, quienes permanecen en Caibarién hasta  enero de 1975. En esa fecha el clero diocesano se hace cargo de la parroquia.

 

El 9 de julio de 1988, llegó a Caibarién la "Cruz Peregrina" que en su recorrido por el país preparaba a los católicos para el 500 aniversario de la Evangelización de América. Con la llegada de la Cruz, se fortalece la fe y se observa un renacimiento en la comunidad católica  y un re-encuentro de los fieles.

 

A pesar de algunas reparaciones en el exterior del templo,  no es hasta el año 1995 cuando se comienzan las reparaciones en el interior de la parroquia, dándosele una nueva estructura al presbiterio y reconstruyendo su techo, así como los patios exteriores de la iglesia. El 7 de diciembre de 1996, la parroquia recibía la visita del  Obispo Fernando Prego Casal, quien bendijo el interior remozado del templo.

 

En este año también se logró reconstruir la torre, poner en funcionamiento de nuevo el reloj, reparar las paredes exteriores, colocar de nuevo un foco que permite la iluminación de los alrededores y volver a pintar la Iglesia con el color que tuvo en sus inicios.

 

En el año 2007 se reconstruyó la capilla de La Güira, en la zona del reparto Van Troi, y se construyó una casa en la que actualmente viven las religiosas Esclavas del Sagrado Corazón.

 

El 4 de mayo de 2011 llegaba a la parroquia, por la zona de Dolores, la Virgen Mambisa en su recorrido por toda Cuba. La bienvenida fue en el parque de La Güira. Visitó además de la Parroquia, las capillas de San Judas en Punta Brava, de Nuestra Señora de la Caridad en el Rpto. La Güira, ahora Van Troi, y del Sagrado Corazón en Reforma; las Casas de Misión del Malecón (Carmucha) y del Crucero del tanque de agua (Dr. Fortún); los Hogares Materno y de Ancianos, así como el Cementerio.

 

En el territorio de esta parroquia, a la Virgen le cantaron composiciones populares y clásicas, bailaron música campesina, le recitaron poemas, y le tocaron la diana Mambisa. Para ella el barrio de La Marina tocó sus tambores y gangarrias. Visitó la sede de la UNEAC y el Cuerpo de Bomberos. Y fue en Caibarién, durante esta peregrinación, donde primero la televisión realizó y trasmitió un reportaje sobre la visita de la patrona de Cuba.

Last modified on Viernes, 01 de Marzo de 2013 23:35

Escribir un comentario