joomla templates

Parroquia "San Atanasio" en Placetas

Rate this item
(5 votos)

El surgimiento de esta Iglesia está vinculado a la fundación del poblado.  A finales del siglo XVII algunos vecinos de la villa de San Juan de los Remedios solicitaron permiso para trasladar esa Villa hacia otro lugar, a causa de los constantes ataques de corsarios y piratas.  Entre las propuestas se encontraba la del cura José González de la Cruz quien propuso el traslado para su hato "El Copey", lugar muy cercano a la actual ubicación de Placetas

Aunque no fue aprobada su solicitud, González de la Cruz se trasladó en el año 1684 hacia su hato. Allí estableció una ermita, dedicada a San Atanasio, ofreciendo servicios religiosos en ese territorio. Cuatro años más tarde, el Obispo Compostela la erigió parroquia.  Nunca se ha podido determinar el lugar exacto donde se levantó esta primera Iglesia.

La Iglesia era de guano, con presbiterio, altar mayor de talla dorada y pintado, bancos para comulgar y sacristía. La iglesia recibió la visita de varios obispos. En 1730 la visitó Lazo de la Vega, posteriormente lo hizo Ponce y en 1755 Morell. Los libros parroquiales  -que se conservan en la actualidad-  fueron abiertos por el obispo Hechavarría en 1775. Los anteriores junto con el templo fueron devorados por un incendio.

La iglesia con una feligresía de al menos mil habitantes, fue trasladada en 1804 hasta "El Ciego", lugar próximo al "Copey”. En ese mismo año fue visitada por el obispo Espada. En 1814 es reasentada en Guaracabulla; allí se construyó un edifico de bastante capacidad para el escaso número de habitantes de la zona.

El 16 de abril de 1819 llegó a esta Iglesia en su segunda visita pastoral el obispo Juan J. Díaz de Espada y Landa, quien a su regreso a La Habana solicitó al pintor francés Juan Bautista Vermay de Beaumé que pintara un óleo de San Atanasio. El cuadro estuvo por muchos años en el altar mayor de esta Iglesia, más tarde pasó a la Iglesia provisional en Placetas, posteriormente al nuevo edifico y actualmente se encuentra en el Palacio de Bellas Artes en La Habana.

En el año 1869, a causa de la guerra de Independencia, Guaracabulla fue incendiado por fuerzas revolucionarias. Las imágenes, el cuadro de San Atanasio y la campana fueron trasladados a la casa del coronel José Martínez Fortún en el ingenio "San Andrés".

Al incendiarse el pueblo de Guaracabulla, muchos vecinos se trasladaron cerca de un fuerte  construido en "Las Placetas", lugar que iba ganando importancia. El 1º de enero de 1879 fue declarado municipio, constituyéndose su primer ayuntamiento.

Desde 1869 se había construido una iglesia provisional, en el poblado de Placetas. Situada en la esquina de la Calle Central del este (hoy Carretera Central) y la esquina Central del Sur (Paseo Martí).

La construcción era de madera y tejas, su aspecto muy modesto, y contaba con un cuerpo, torre (cuadrada, terminada en pirámide cuadrangular forrada de zinc con cruz de madera) y sacristía. Las paredes interiores estaban tapizadas por un fuerte lienzo pintado de color gris claro. El piso era de ladrillos rojos, primitivos. Contaba con varios bancos de madera. Debajo del coro había una gran pila de agua bendita donde se efectuaban los bautizos. Poseía un confesionario de madera y un pequeño púlpito blanco con la paloma símbolo del Espíritu Santo.

El altar de madera, aunque muy pobre, contenía varios jarrones con flores, candelabros, custodias, sacros e imágenes de la Virgen, San José. En la parte superior y media colgaba el cuadro de San Atanasio y distribuidos por las paredes del templo los cuadros de la pasión y muerte de nuestro Señor.

Dos campanas anunciaban las doce del día y tres de la tarde, además se utilizaban para llamar a misa, en las grandes celebraciones y cuando ocurrían incendios.

El deplorable estado en que se encontraba, desde 1895, esa iglesia provisional, hizo que el Padre Troya -cura párroco- pensara en construir un nuevo templo. Comenzó a recoger dinero entre las familias y a realizar veladas y otras actividades. El 20 de abril de 1911 se bendijo y colocó la primera piedra de la actual Iglesia; en seis años se logró construir lo fundamental.

Abrió sus puertas el nuevo templo en enero de 1917,  y fue trasladado en procesión lo existente en la iglesia provisional. Por falta de recursos no fue posible construir la torre, la bóveda, el cielo raso y otros detalles.

El 1º de octubre de 1917, la comunidad franciscana se hizo cargo de la parroquia. El padre Domingo Troya Quiñones, quien había estado a cargo de la iglesia desde 1879, se retiró hacia Güines, su pueblo natal.

Los franciscanos trabajaron por terminar el nuevo templo. En 1919 comenzó la construcción de la casa parroquial adjunto a la iglesia, quedando concluida en 1920. En 1927 se construyó un nuevo techo y se realizaron algunas mejoras al templo, pero no fue hasta el año 1937,  que se terminó la edificación de la torre y el falso techo abovedado.

En el presbiterio se encontraban tres altares: el del Sagrado Corazón  con la su imagen y las de la Virgen de la Caridad y San José; el altar de San Antonio con Nuestra Señora del Carmen, San Antonio de Padua y la Inmaculada Concepción, y el altar mayor, presidido por San Atanasio y con Nuestra Señora del Sagrado Corazón y San Francisco. A ambos lados, en repisas, Santa Teresita y Santa Clara. Además existía una imagen de San Juan Bosco en una repisa.

Este templo, con pequeñas variaciones en su interior, ha conservado su misma estructura hasta nuestros días.

Last modified on Domingo, 03 de Marzo de 2013 22:51

Escribir un comentario