joomla templates

Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Santa Clara

Rate this item
(0 votos)
Esta ermita fue obra del celo y piedad del P. Conyedo, y más que todo, fue su gran sueño. En 1744 tuvo la idea de edificarla hacia la parte norte conocida como “Barrio Nuevo”, con motivo de haberse ido extendiendo el pueblo en dirección de ese rumbo que había sido precisamente el lugar donde había nacido Santa Clara. Este templo, con el tiempo, -pensaba el P. Conyedo-, podía erigirse en parroquia. Escogió para situarlo la planicie de una altura que comenzó a llamarse desde entonces la “Loma del Carmen”, terreno que fue concedido por el Cabildo el 7 de agosto de 1744, a petición de José Surí.


Se hizo primero un templo pequeño, de mampostería y teja, colocándose la imagen de Nuestra Señora del Carmen y abriéndose al culto público el 29 de julio de 1745, en la que se celebró la ceremonia de bendición. Su primer capellán fue el recordado P. Juan Martín de Conyedo, quien estuvo en su amada ermita hasta la fecha de su muerte el 20 de enero de 1761. Conseguidos los fondos y el permiso del Obispo para reconstruir la iglesia en la forma actual, los trabajos comenzaron el 29 de agosto de 1749, teniendo a los maestros de albañilería Diego Fleites, Andrés Bonzarte y Antonio Bernabé; de carpintería a José Rodríguez y de conducir todas las maderas Diego Gallardo. La obra se concluyó el 22 de mayo de 1774 y la ceremonia de bendición se efectuó el 9 de enero de 1755. El P. Conyedo no sólo dio dinero para la edificación del templo, sino que satisfizo las necesidades de ornamentos, vasos sagrados y demás objetos religiosos.

Altar AntiguoEn 1756 se hicieron los altares de San Antonio, Abad y de San Francisco Javier. En 1757 se recibió una campana que donó el teniente gobernador de la Provincia Francisco Gutiérrez y Rivera. En 1758 Juan Pérez de Morales ayudó en el costo de una lámpara de plata para el templo.  En 1762, muerto ya el P. Conyedo, la Madre priora del Monasterio de Carmelitas Descalzas de la Habana, donó a la iglesia la hermosísima imagen de Nuestra Señora del Carmen que se trajo por el puerto de San Juan de los Remedios y en profunda devoción conducida en hombros hasta Santa Clara, donde se le consagró una primera misa el sábado 11 de septiembre de 1762. A partir de 1764 fue nombrado el P. Juan Félix de Moya capellán de la ermita, quien se preocuparía esmeradamente del cuidado de ésta: adquirió un órgano para garantizar mayor solemnidad en las fiestas y obtuvo la licencia para establecer el Sagrario de manera permanente, colocándose el 14 de julio de 1767. El 31 de octubre de 1769 se fundó la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen.

El P. Moya había conseguido recursos para la edificación de una torre y campanario, pero la muerte le impidió llevar a cabo la obra. El campanario se hizo de madera en 1802 y se conservó hasta 1846, cuando Joaquín Machado se hizo cargo de edificar el campanario de la iglesia. Los trabajos comenzaron el 6 de agosto de 1846 bajo la dirección de albañilería de Antonio María Rodríguez. La obra se terminó el 23 de noviembre de 1847, colocándose la cruz que está en la parte superior del campanario. Las campanas se mandaron a fundir y se colocaron el 28 de mayo de 1848 y de cuyo costo se hicieron cargo el mismo Joaquín Machado, el regidor Juan Manuel Martínez, Rafael López Silverio y e subdelegado de marina Dionisio Montero.

 

Last modified on Jueves, 28 de Febrero de 2013 10:54

Escribir un comentario