joomla templates

Viernes, 15 de Junio de 2018 09:20

Causa de canonización del Venerable P. José Vandor Salesiano de Don Bosco

Rate this item
(0 votos)

LEYENDO SUS ESCRITOS[i]

 

Leyendo los escritos del P. José Vandor se experimenta una agradable sensación de paz y se percibe un hombre diáfano, sencillo, de profunda interioridad.

 

Parece haber escogido la forma poética: versos, sencillos de palabras comunes, y rimadas, para manifestar, con pudor, los sentimientos escondidos en su interior: anhelos, preocupaciones, penas, dudas, sufrimientos: transparentan un alma enamorada de su Dios que lo hace feliz y desea hacer partícipe a otros de esa misma felicidad.

 

Los poemas son plegarias que invitan asociarse a su voz: fruto de un espíritu contemplativo. La naturaleza, el río y particularmente las flores en sus colores, estructuras y perfume, le sirven para dialogar con Dios del cual se siente amado y a quien anhela corresponder con el mismo amor, acompañándole desde su nacimiento hasta la cruz (desde Belén hasta el Calvario).

 

En los poemas, además,  e descubren sus virtudes preferidas, cantadas repetidamente, como para exaltar su encanto y aprecio.

 

Los “Mensajes”, más que enseñanzas de maestro o exhortaciones y reproches de pastor que guía a sus ovejas, son palabras de amigo, de un amante que desea multiplicar los amantes de “SUS AMORES” para que vivan con su misma intensidad espiritual las memorias de los misterios de la fe y las festividades de los santos.

 

Los acrósticos, evidentemente ocasionales, nos indican come él vivía y deseaba que sus fieles vivieran las distintas festividades, los tiempos fuertes de la liturgia, la memoria de los santos de su preferencia.

 

La profundidad de las virtudes de las florecillas de mayo, las meditaciones de los misterios de su Rosario y las reflexiones de cada estación de su Vía Crucis, quedan como un útil recurso para fomentar nuestro amor a Jesús camino al Calvario y a la Virgen en sus gozos, sufrimientos y glorias.

 

Los consejos, finalmente, aparecen al centro de sus escritos y hablan por sí mismos, garantizando a todos aquellos que los leen y sobre todo los ponen en práctica, una fecundidad espiritual encaminada hacia las Moradas Eternas.

P. Bruno Roccaro, s.d.b.

Santa Clara, 8 de septiembre del 2009.

«Señor, si tú lo quieres,

yo también lo quiero».

P. José Vandor

 

 

[1] Tomado del libro Padre Vandor Huella Espiritual

 

 

PARA REZAR CON CONFIANZA

 

Oh Dios, Padre de misericordia,

que haces de tus santos,

imágenes vivas de tu amor.

Tú que has hecho del Padre Vandor

un sembrador de paz entre nosotros

y un modelo de aceptación de tu santa voluntad,

concédeme por su intercesión,

esta gracia que tanto necesito

(se nombra aquí la gracia)

Y que con profunda fe te pido.

Por Cristo nuestro Señor.

Amén.



 

Escribir un comentario