joomla templates

Lunes, 16 de Octubre de 2017 12:04

Los Padres de la Iglesia. Alejandría (VII)

Rate this item
(0 votos)

San Atanasio

 

Este gran Padre de la Iglesia, vinculado a la gran definición de la doble naturaleza de Cristo, y fiel defensor de la unidad de la Iglesia, nació alrededor del año 296.

 

Siendo diácono de la iglesia de Alejandría, se unió a su obispo Alejandro en la lucha contra el arrianismo, movimiento herético iniciado por Arrio, y del que ahondaremos en los artículos dedicados a S. Atanasio. En esta lucha, participó activamente en el Concilio de Nicea, en el año 325, en el que se declaró que Jesucristo era verdadero Dios y verdadero hombre.

 

A partir de su elección como obispo de Alejandría en el año 328, comenzó una cadena casi consecutiva de cinco exilios entre los años 335 hasta el 366:

 

1. Difamado por falsas acusaciones de los arrianos, fue condenado en el sínodo de Tiro, en el año 335, por lo que el emperador Constantino le desterró a Tréveris.

 

2. A la muerte del emperador en el año 337, regresó nuevamente a Alejandría, pero al cabo de dos años, el emperador Constancio lo depuso de su cargo, el sínodo de Antioquía ratificó la decisión imperial y fue enviado a Roma en el año 339 y no pudo regresar a Alejandría hasta el año 346.

 

3. Constancio convocó un sínodo en Arlés en el año 353 y otro en Milán en el 355, y fue nuevamente depuesto y expulsado de Alejandría,  en esta época marchó donde los monjes del desierto de Egipto.

 

4. A la muerte de Constancio, año 361, el nuevo emperador Juliano, lo llamó a su sede, regresando a comienzos del año 362; sin embargo, sería un regreso efímero, porque el propio Juliano lo volvió a desterrar, permaneciendo en el destierro hasta la muerte del emperador.

 

5. El sucesor de Juliano, Valente, lo volvió a desterrar el año 365, pero, esta vez fue brevemente, porque  él mismo lo rehabilitó  cuatro meses después y pudo regresar a Alejandría iniciando el año 366. Murió en Alejandría el año 373.

 

Obras

 

Para poder entender todo el pensamiento de este doctor de la Iglesia, y sobre todo las polémicas en las que estuvo involucrado, principalmente contra el arrianismo, tenemos que exponer a grandes líneas la vasta lista de obras escritas por él.  Para ello, a pesar de que sea un poco extenso, nos puede servir esta división en 6 grupos, siguiendo el consenso de los estudiosos para poder clasificarla y comprenderla mejor:

 

1.Obras dogmáticas (un total de 4 obras): 1. Contra los paganos (entre el 340 y 350); 2. La encarnación del Verbo (igualmente entre el 340 y 350); 3. Discursos contra los arrianos (entre el 356 y el 362); 4. Acerca de la encarnación y contra los arrianos (de fecha incierta).

 

2.Obras apologéticas (un total de 4 obras): 1. Apología contra los arrianos (año 357); 2. Apología por su huida (año 356); 3. Apología al emperador Constancio (año 357); 4. Historia de los arrianos para los monjes (año 358).

 

3.Obras exegéticas (Sólo han llegado fragmentos de algunas obras, sobre todo de los salmos; hay mucha dificultad para colocarles una fecha aproximada, al menos se sabe el nombre de 4 obras): 1. Epístola a Marcelino sobre la interpretación de los salmos; 2. Comentario sobre los salmos; 3. Comentario sobre el Eclesiastés y sobre el Cantar de los cantares; 4. Comentario sobre el Génesis.

 

4.Obras ascéticas (un total de 4 obras, exceptuando la primera, escrita en el año 357, las últimas tres no se sabe la fecha en que las escribió): 1. Vida de San Antonio (año 357); 2. Sobre la virginidad; 3. Discurso sobre la virginidad; 4. Sobre enfermedad y salud.

 

5.Cartas (divididas en 5 grupos): 1. Cartas festales, escritas con el tema de las fiestas pascuales, que incluía recomendaciones para vivir la Cuaresma. En estas cartas aparecerá por vez primera la lista de los libros de la Biblia católica, tal como la conservamos en la actualidad. Fueron escritas entre los años 329 y 348, se han conservado fragmentos de sus originales griegos, pero sí hay 13 en siríaco y 17 en copto. 2. Cartas sinodales, se conservan tres: 1. Tomo a los antioquenos, del año 362; 2. Carta al emperador Joviano, año 363; 3. Carta a los obispos africanos del año 369. Fueron cartas escritas entorno a importantes reuniones donde se abordaron temas referentes a la fe. 3. Cartas encíclicas, dirigidas a un grupo considerable de obispos; se conservan dos: 1. Carta a todos los obispos del mundo del año 339; 2. Carta a los obispos de Egipto y Libia del año 356. 4. Cartas dogmáticas y polémicas, se conservan doce: 1. Cuatro cartas dirigidas a Serapión acerca del Espíritu Santo, escritas entre los años 359 y 360; 2. Carta a Epicteto, obispo de Corinto, de fecha incierta; 3. Carta a Adelfio, obispo, entre el 370 y 371; 4. Carta al filósofo Máximo, de fecha incierta; 5. Carta referente a los decretos del Concilio de Nicea, entre el 350 y el 351; 6. Carta sobre los sínodos celebrados en Rímini y Seleucia, año 359; 7. Carta a Rufiano, 362; 8. Carta a los monjes, de fecha incierta. 5. Cartas ascéticas, se conservan dos: 1. Carta a Amún, del 356; 2. Carta a Draconcio, entre el 354 y 355.

 

6.Sermones. A pesar de que durante muchos años se catalogaron los sermones de S. Atanasio como ilegítimos, estudiosos sobre todo del s. XX, han tratado buscar entre los sermones atribuidos a él para encontrar cuáles son pudieran ser los auténticos. Al menos 3 parecen ser realmente de S. Atanasio: 1. Sobre la caridad y la discordia; 2. Sobre Mt 20, 1-16; 3. Sobre el alma y el cuerpo.

 

(continuará con S. Atanasio, segunda parte: la controversia contra el arrianismo)

Escribir un comentario