joomla templates

Martes, 11 de Noviembre de 2014 13:29

Un día de emociones en Jicotea

Rate this item
(1 Voto)

«Mamá, cuéntame cómo era aquello de las procesiones de San Antonio, no tengo ni idea, ni puedo imaginár-melo», le preguntaba a mi mamá cuando era pequeño, allá por los años 70.

Ella me respondía siempre con una emoción especial en su rostro, evocando el recuerdo de años pasados,

de fervorosas manifestaciones de fe en nuestro pequeño pueblo de Jicotea: las personas que esperaban el ansiado día, de todas las jóvenes que anhelaban estar en la lista de las que cargarían al «santo casamentero», porque si lograban cargarlo, les proporcionaría el matrimonio. Algunas lo tuvieron que cargar varias veces, hasta que por fin se les concedió la gracia y pudieron estrenar el traje de novia.

No es lo mismo vivirlo como mi madre, a que te lo cuen-ten. Por eso, este 13 de junio me alisté para «caerle atrás al santo», como se decía en el pasado, después de tanto tiempo dentro de los muros del templo. Antes se había llevado a cabo una misión puerta a puerta, invitando a todos los habitantes del pueblo, sin distinciones ni olvidos, llegando a hogares y barrios alejados.

La imagen del santo estaba recién restaurada. El artista Islandy León Águila le había devuelto su autenticidad recobrando sus colores originales, luciendo sus mejores galas para este feliz acontecimiento.

La solemne misa fue presidida por Mons. Arturo González Amador y concelebrada por el querido P. Fully y en ella hubo confirmaciones y primeras comuniones, así como la participación de comunidades vecinas: Esperanza, San Diego, y las casas de misión.

Después se abrieron las puertas del templo y la imagen del santo paduano sostenida en andas, esta vez por hombres que rompieron con la tradición -casi todos eran casados- salió a las calles.

Más de 300 personas se congregaron alrededor de la iglesia para acompañar a la imagen de fina madera traída de España en la primera mitad del siglo XX, por el acaudalado Antonio Madrazo.
Las emociones en los rostros –hubieran visto antes procesiones o no– eran indescriptibles: asombro, alegrías, lágrimas, labios apretados, manos alzadas al cielo, estrechamiento de manos y no sé cuántas expresiones más al paso del santo, por cada sitio donde se encontraban conocidos y viejos amigos de la infancia, personas que volvieron a la patria grande y a la chica.

El pueblo, que esperaba en ambos lados de la calle o en las puertas de sus casas, acogió con respeto y admiración el paso de la ceremonia religiosa. Los que trabajaban se detuvieron un momento para contemplar lo que estaba sucediendo. Ancianos en sillas de ruedas llegados de barrios alejados recordaban sus años mozos: «la procesión y luego el baile» decían algunos. También con respeto y cercanía, hermanos de otras denominaciones religiosas se acercaban.

Los que disfrutaban de las fiestas populares, en su mayoría jóvenes, se mantuvieron con respeto en silencio mientras avanzaba la procesión en medio de puestos de comida y bebida.

La procesión, en señal de agradecimiento, hizo una parada cerca del lugar donde vivió la familia de Doña Josefa Rodríguez Otero, benefactora y donante de los terrenos donde se construyó la Iglesia. Se agradeció el noble gesto y se rezó por su alma.

En todo el peregrinar se encontraban lo mismo niños que ancianos con bastones, los que permanecieron en los bancos de la iglesia y los que se han incorporado, los que se dicen ateos pero salieron a ver que pasaba y los que nos cuidan de los desórdenes y los disturbios, los de dentro y los de «afuera», los obreros y los profesionales, y que gran alegría ver a los maestros que ayer nos enseñaron a leer y a escribir y hoy nos dan otra lección que tenían guardada, la de la fe.
Entonces comprendí que la procesión era algo bueno, motivo de alegría, punto de encuentro, unión entre hermanos, manifestación de fe inmensa en el pueblo y sobre todo, que llena y toca corazones. Ahora entiendo la emoción de quien primero me la contó: «Gracias mamá, porque alcancé a vivir tu testimonio».

1 comment

  • Comment Link Antonio Jueves, 21 de Mayo de 2015 03:33 posted by Antonio

    Gracias! Recientemente he estado buscando informacion sobre este tema y
    de momento, tu pagina ha sido lo mejor que he encontrado, muchas gracias =)

    Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Escribir un comentario